LA ARTROSIS EN LOS PERROS: CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

El artículo de hoy lo he traducido de mis compañeros alemanes de Bellfor en Alemania. Me parecía muy interesante y no lo habría podido escribir mejor…… 😉

Mucha gente sabe por experiencia propia cuánto la artrosis puede reducir la calidad de vida. Por supuesto, esto se aplica igualmente a los perros, que, como los humanos, pueden sufrir de artrosis.

La artrosis está muy extendida en los perros. En principio, puede afectar a todos los cuadrúpedos. Sin embargo, el riesgo es particularmente alto en algunas razas de perros.

A continuación se describe lo que sucede en las articulaciones de los perros con artrosis, lo que la desencadena y los síntomas que pueden presentarse. Además, este artículo te dará consejos sobre la prevención y el tratamiento de la artrosis en los perros.

La artrosis en los perros

¿Qué es la artrosis?

El término artrosis cubre varias formas de enfermedades degenerativas de las articulaciones. El curso de la artrosis en perros y humanos es siempre crónico y se caracteriza por el excesivo desgaste de las articulaciones.

En principio, todas las articulaciones pueden verse afectadas por la artrosis. En los perros, sin embargo, suele desarrollarse en las articulaciones de los tobillos, así como en las rodillas, las caderas y los codos.

Si tu perro sufre de artrosis, sus articulaciones se desgastarán considerablemente más de lo normal a medida que envejezca. Esto lleva inicialmente a una degeneración o destrucción del cartílago de la articulación. Si el cartílago no está intacto, se producirá una inflamación en la articulación, lo que a su vez conduce a un desgaste del líquido sinovial.

Normalmente, el cartílago articular y la sinovia juntos aseguran la absorción de los choques y la minimización de la fricción dentro de la articulación. Si ya no puede hacerlo debido a la artrosis de tu perro, los huesos de las articulaciones experimentarán un aumento de la fricción, lo que hará que se desgasten cada vez más.

A largo plazo, la articulación afectada será completamente destruida sin medidas adecuadas. En el caso de tu perro, este proceso se asocia con una creciente restricción de su movilidad y un dolor cada vez más intenso.

La artrosis es una enfermedad crónica de las articulaciones caracterizada por un desgaste excesivo de las mismas. Está muy extendido en los perros y, aparte de una predisposición hereditaria, también se ve favorecido por factores externos como el sobrepeso y la mala nutrición.

Posibles causas

Artrosis en perros: posibles causas

Hay un número de causas que pueden llevar a la artrosis en los perros. Además de los posibles desórdenes metabólicos, la mala alimentación, en la que el perro no recibe los nutrientes necesarios, entre otras cosas, favorece el desarrollo de la artrosis.

Además, las posibles afecciones preexistentes, como la artritis, aumentan el riesgo si no se tratan y curan adecuadamente. Por último, pero no menos importante, el mal uso o la sobrecarga persistente del sistema musculoesquelético son algunos de los factores que pueden causar la artrosis en los perros. Tanto el exceso de ejercicio como el sobrepeso juegan un papel aquí.

Sin embargo, en muchos casos la artrosis de un perro no puede atribuirse a una sola causa, sino a una combinación de varios factores que se refuerzan mutuamente.

Y aunque en principio todas las razas de perro pueden verse afectadas por enfermedades degenerativas de las articulaciones, algunas razas corren un riesgo especialmente alto debido a su predisposición hereditaria.

Artrosis en perros: síntomas típicos

La artrosis en los perros se manifiesta por toda una serie de síntomas. La gravedad de estos síntomas depende de lo avanzada que esté la enfermedad articular.

  • Los siguientes signos indican que tu perro sufre de artrosis:
  • La actividad y el impulso de moverse están disminuyendo cada vez más.
  • Subir escaleras causa problemas visibles para el animal.
  • La forma de andar del cuadrúpedo parece cada vez más rígida.
  • Las articulaciones del perro están hinchadas.
  • Acostarse y levantarse se hace cada vez más difícil para el animal.
  • El cuadrúpedo muerde las articulaciones doloridas.
  • Después de salir a caminar, la cojera aparece temporalmente.
  • El animal empieza a negarse a dar paseos.
  • El perro reacciona sensiblemente al contacto con las articulaciones.
  • El cuadrúpedo trata de aliviar las articulaciones incluso cuando está acostado.

Los síntomas de la artrosis se desarrollan gradualmente en tu perro. Cuanto más ha avanzado la enfermedad, mayor es el dolor del animal y más notables son las quejas en la vida cotidiana. Lo que comienza con una rigidez apenas perceptible al andar se convierte con el tiempo en una creciente restricción de la movilidad hasta la cojera.

Si notas síntomas de artrosis en tu perro, es inevitable una pronta visita al veterinario. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de detener la progresión de la enfermedad y de que tu perro pueda llevar una vida libre de síntomas.

Diagnóstico de artrosis en perros

Signos típicos

Si notas cualquier signo en tu perro que indique que tiene artrosis, debes consultar al veterinario inmediatamente. Cuanto antes haga que un veterinario examine a tu amigo de cuatro patas, mejor. Cuanto antes se compruebe que tu perro sufre de artrosis, antes podrá comenzar la terapia y mejores serán las perspectivas de un alivio notable de los síntomas.

Si le cuentas a tu veterinario los síntomas que has notado en tu perro, empezará por palparle las articulaciones. Basándose en la reacción del animal, el veterinario puede determinar qué articulaciones están afectadas por la artrosis.

El siguiente paso es comprobar el estado de las articulaciones mediante rayos X. Si tu perro sufre de artrosis, esto puede verse fácilmente en las radiografías.

Si hay duda de que el diagnóstico es correcto, puede ser necesario realizar los siguientes exámenes adicionales:

  • Ecografia (ultrasonido)
  • IRM (imágenes de resonancia magnética)
  • CT (tomografía computarizada)
  • Artroscopia (endoscopia de la articulación)

Como parte del diagnóstico, el veterinario también revisará a tu perro para ver si hay artrosis secundaria causada por una condición previa como la displasia de cadera. Si este es el caso, no es sólo la artrosis de tu perro la que necesita ser tratada, sino también la enfermedad causante de la misma.

Tratamiento de la artrosis en los perros

Desafortunadamente, actualmente no es posible una cura completa para la artrosis en los perros. Sin embargo, esto no significa que como compañero de un perro tengas que aceptar que tu amigo de cuatro patas no pueda caminar en un futuro próximo.

Porque con las medidas terapéuticas adecuadas es muy posible frenar la progresión de la enfermedad y lograr un alivio significativo de los síntomas. En el mejor de los casos, tu perro tendrá unos cuantos años más de tranquilidad durante los cuales podrá moverse con normalidad y sin dolor.

Sin embargo, para que el pronóstico sea tan positivo, es crucial que la artrosis de tu perro se detecte lo antes posible y se trate con las medidas adecuadas.

Tratamiento de la artrosis con medicamentos

Si el veterinario ha diagnosticado artrosis en tu perro, normalmente recetará medicamentos para él. Estos sirven para aliviar el dolor y reducir la inflamación e hinchazón de las articulaciones.

Reducción de peso

La obesidad es un factor decisivo que conduce a la artrosis en los perros. Si tu perro está demasiado gordo, la reducción del peso corporal es por lo tanto una parte esencial del tratamiento. Cuantos más kilos de más lleve tu amigo de cuatro patas, mayor será la tensión en las articulaciones y más rápido progresará el desgaste causado por la artrosis.

Fisioterapia

La fisioterapia es otro componente importante en el tratamiento de la artrosis en los perros. Durante la terapia, el fisioterapeuta de animales debe asegurarse de que la movilidad de las articulaciones se promueve sin sobrecargarlas. La cantidad adecuada de ejercicios de movimiento también ayuda a fortalecer los músculos, lo que proporciona un alivio adicional para las articulaciones enfermas.

Suplementos alimenticios para el tratamiento de la artrosis

Como los componentes individuales de las articulaciones están sujetos a una constante acumulación y descomposición, el sistema músculo-esquelético de tu perro necesita ciertos nutrientes para mantener su funcionalidad. Como parte del tratamiento de la artrosis en los perros, se ha demostrado que es una buena idea darle a tu perro estos nutrientes en forma de suplementos nutricionales especiales.

Suplementos nutricionales

Sin embargo, la mayoría de los preparados contienen sólo uno o dos de los ingredientes activos que las articulaciones de tu mascota necesitan. Por lo tanto, su eficacia suele ser limitada.

Por esta razón, recomendamos un suplemento nutricional con Bellfor Gelenke & Knochen (articulaciones y huesos) en su lugar. Es un producto completamente natural que contiene el innovador complejo de ingredientes activos Ovopet.

Ovopet se extrae de la membrana de la cáscara del huevo de la gallina y contiene más de 500 nutrientes diferentes. De ellos, el colágeno, el ácido hialurónico, el sulfato de condroitín y la glucosamina son particularmente importantes para la salud de las articulaciones.

La interacción de estos componentes crea un efecto sinergético, que hace que Bellfor Gelenke & Knochen (articulaciones y huesos) sea particularmente eficaz en el tratamiento de la artrosis en los perros. Los estudios han demostrado que los nutrientes de la membrana de la cáscara de huevo ya traen un primer éxito después de 20 días, que la actividad de movimiento aumenta notablemente después de 40 días y que después de 60 días de tomar el producto se puede observar una movilidad de movimiento significativamente mejor.

Una imagen similar surge de la observación de numerosos clientes que nos hablan de los buenos resultados que han logrado con Bellfor Gelenke & Knochen (articulaciones y huesos) en sus perros que sufren de artrosis.

Además del tratamiento clásico con medicamentos y una fisioterapia acompañante, se pueden obtener muy buenos resultados en el contexto de la terapia de la artrosis en los perros, especialmente a través de un suplemento nutricional de Bellfor Gelenke & Knochen (articulaciones y huesos).

Prevención de la artrosis en perros

Por supuesto que no puedes cambiar las disposiciones hereditarias de tu perro. Sin embargo, como compañero humano, puedes hacer mucho para reducir el riesgo de artrosis en tu perro (independientemente de la raza) y evitar que la enfermedad se desarrolle. Básicamente, esto significa simplemente que debes conocer y evitar las causas de la artrosis antes mencionadas.

Las siguientes medidas ayudarán a prevenir la artrosis en tu perro:

Evita la sobrecarga y la carga incorrecta desde una edad temprana (los cachorros no deben subir escaleras, por ejemplo. Las actividades y el ejercicio deben adaptarse siempre a las necesidades de la raza).

Presta atención al peso de tu perro (el sobrepeso es una gran carga para las articulaciones y favorece el desarrollo de la artrosis).

Presta atención a la calidad cuando compres comida para perros (los ingredientes naturales, la abstención de cereales así como un alto contenido de carne garantizan un suministro óptimo de nutrientes para el amigo de cuatro patas y sus articulaciones).

Siempre trata correctamente las enfermedades articulares agudas (una artritis curada de forma incompleta puede llevar a una artrosis crónica).

Ahora es mejor que lo veas por ti mismo y compruebes la efectividad de Bellfor Gelenke & Knochen (articulaciones y huesos) en tu perro que sufre de artrosis. Estamos seguros de que el resultado también te impresionará.

Tienda online de AngiDomHan.com