Aceite de coco, un regalo de la naturaleza para perros, gatos y humanos

El aceite de coco, un regalo para la naturaleza para perros, gatos y humanos

La versatilidad del aceite de coco

No es que sea un remedio milagroso, pero es uno de los aceites vegetales más versátiles que existen. Tanto en su uso externo como en su uso interno tiene un efecto muy positivo en el organismo humano y también en el de gatos y perros.

perro mordiendo una cáscara de coco en una playa
El aceite de coco es un aliado en la defensa de la salud de nuestros animales queridos. Foto de Bruno Ticianelli

En este artículo os hablaré de la historia del coco, su procedencia, sus nutrientes y de las propiedades del aceite de coco. En el próximo, os explicaré cómo se aplica y el uso que tiene para vuestros perros.

El coco tiene historia

El coco es una fruta originaria del archipiélago malayo, donde se cultiva desde hace 3.000 o 4.000 años.

cocoteros en el litoral del trópico
Gracias a su flotabilidad el coco ha colonizado extensas zonas de las riberas tropicales. Foto de Oliver Sjustrum.

Debido a sus características físicas -gruesa cáscara externa y otra dura interna-, el fruto del cocotero (cosos nucífera) se conserva mucho tiempo y flota bastante bien. De ese modo fue desplazándose por los mares y, como no pierde su facultad germinativa en agua salada, hoy se encuentran cocoteros en las zonas costeras de numerosos países tropicales. Pues para crecer necesitan ese clima cálido.

Si echamos un vistazo a la historia del coco, veremos que muchos pueblos se alimentaban del coco, de su carne, su leche, su agua y, finalmente, también del aceite.

En el siglo XIII, Marco Polo habla de la nuez india (nux índica), como la llamaba entonces. Un siglo más tarde, recibió el nombre actual y fue entonces cuando los navegantes portugueses lo trajeron a Europa.

Nuez de coco
El coco (nux índica) ha sido una fuente de salud para muchos pueblos

En los años 60 del siglo pasado, el doctor Ian A. Prior, un investigador científico de Nueva Zelanda, descubrió un pueblo del archipiélago de Polinesia que vivía hasta entonces completamente aislado del resto del mundo.

Los habitantes de este pueblo polinésico gozaban de tan buena salud que Prior empezó a investigar más a fondo. Lo curioso era que se alimentaban básicamente de coco. Este hecho despertó su interés por el aceite de coco.

Prior descubrió muchísimas propiedades que os voy a enumerar más abajo.

Mi secreto sobre el aceite de coco

El aceite de coco se extrae de la copra (la pulpa del coco). Pero no solo se utilizaba para comer, en los países asiáticos las mujeres utilizan el aceite de coco para dar brillo a su pelo e hidratarse la piel.

Os debo confesar que yo también lo uso en mi piel y tiene un formidable efecto antiarrugas.

Los componentes del aceite de coco

Los valiosos componentes del aceite de coco hacen que este remedio natural sea único. Podéis descargaros la relación completa de nutrientes y sus proporciones de la base de datos de nutrientes del Departamento de Agricultura de EEUU.

El aceite de coco es antibacteriano y contiene muchos aminoácidos, vitaminas y oligoelementos que no solo ayudan a aliviar malestares superficiales, sino dolencias graves.

El aceite de coco se ha demostrado incluso eficaz en enfermedades degenerativas del sistema nervioso.

Principales propiedades del aceite de coco

El coco puede contribuir a sanar dolencias graves
El coco es capaz de contribuir a sanar dolencias graves. Foto de Samer Daboul
  • Antiviral,
  • antifúngico,
  • antiparasitario,
  • antibacteriano,
  • dermoprotector,
  • desodorante,
  • cicatrizante,
  • repelente contra insectos,
  • actúa como preventivo de tumores,
  • regulador de insulina,
  • fomenta la función tiroidea,
  • aumenta la energía,
  • facilita la regulación de peso

En la segunda parte de este artículo os detallaré cómo podéis emplearlo para mejorar la salud y el bienestar de vuestro perro, vuestro gato ¡o vuestra ardilla!

¡Incluso a las ardillas les gusta el coco!