La relación entre el intestino y la piel

a dining review (2)

El eje intestino-piel

A lo mejor os preguntáis porqué repito la frase: ¡intestino sano, cuerpo sano! Es simple. El intestino tiene más microorganismos que células el cuerpo entero. Estos microorganismos son bacterias que están presentes en el momento en que nace una criatura, sea humana, canina o felina. La salud de esta criatura se basa en el equilibrio de esta dinámica comunidad de bacterias o microbioma intestinal (uno de los descubrimientos más fascinantes de la biología del siglo XXI).

La relación entre el intes

Recordemos que las funciones básicas del intestino son: digestión y absorción de vitaminas y sustancias beneficiosas, poner a disposición la energía, cuidar la defensa inmune, desintoxicar, eliminar patógenos y excretar lo que no puede digerir.

Un microbioma intestinal en desequilibrio puede afectar al bienestar del sistema inmune, de la piel, del sistema nervioso, del sistema endocrino y de todo el cuerpo. Muchas enfermedades crónicas son producto de este desequilibrio.Untitled design

Este desequilibrio de bacterias de la microbiota intestinal (lo que antes llamábamos flora intestinal) puede deberse a diversos factores, entre los principales: parásitos intestinales, toma persistente de antibióticos, estrés, vida sedentaria y una alimentación de mala calidad, por supuesto.

¿Cómo se reconoce este desequilibrio en el microbioma intestinal?

El primer síntoma quizás es caca blanda y maloliente. El meteorismo es otra señal, los vómitos y la debilidad en general, pero el espejo más fiable del intestino es la piel; a lo largo de toda nuestra vida, y la de nuestras mascotas, el intestino y la piel están en una especie de simbiosis.relacion intestino piel

En la naturopatía, cuando hay síntomas cutáneos y la causa no está clara, se trata primero el intestino. Como he dicho antes, un intestino enfermo produce alteraciones en el sistema inmune que, a su vez, pueden provocar reacciones alérgicas o intolerancias que, normalmente, se reflejan en la piel debido a una acumulación de toxinas. Es lógico, porque un intestino enfermo no puede absorber los nutrientes ni desintoxicar de la misma manera que un intestino sano. El resultado es la falta de nutrientes en el cuerpo. Si el problema ya se ha producido en el intestino, no basta con cambiar la alimentación porque no se absorbe.

Recuperar el equilibrio intestino-piel mediante probióticos naturales

Por tanto, hay que sanear el intestino; lo mejor es dar probióticos naturales para volver a equilibrar las bacterias. Los probióticos son microorganismos vivos que contribuyen al buen funcionamiento del intestino, los más utilizados contienen Lactobacillus y Bifidobacterium. Son bacterias beneficiosas que habitan en una flora intestinal normal. Un remedio casero es el yogur natural, que se puede dar hasta 3 o 4 veces por semana, de una a tres cucharadas, dependiendo del tamaño del animal. Si hay una intolerancia a la lactosa, no se le puede dar yogur, pero existen probióticos naturales que se pueden comprar, uno de estos es el Canis Extra Petflora de Naturavetal 

Lo primero que tienes que hacer si ves que tu perro o tu gato está enfermo es ir al veterinario y hacerle una analítica de sangre y de heces. Así podrás averiguar lo que le pasa. Luego tienes la opción de contactar conmigo para encontrar un complemento natural que refuerce la curación. Estoy a tu disposición.intestino sano, cuerpo sano

Recuerda: ¡Intestino sano, cuerpo sano!